Trucos para que los niños y los abuelos asistan con comodidad a la consulta dental

Es normal que cuando los niños están en etapa de crecimiento en algunas ocasiones no muestren interés, no quieran asistir al dentista o simplemente le tenga miedo, bien sea porque alguien les dijo algo que los espantara, que les puede pasar algo que les va a doler o simplemente porque están en un lapso de rebeldía. No obstante, como los pequeños no pueden ni deben hacer lo que quieran, es necesario ingeniárselas para motivarlos y que acudan a la consulta dental sin miedo y sin quejas

Es normal que cuando los niños están en etapa de crecimiento en algunas ocasiones no muestren interés, no quieran asistir al dentista o simplemente le tenga miedo, bien sea porque alguien les dijo algo que los espantara, que les puede pasar algo que les va a doler o simplemente porque están en un lapso de rebeldía. No obstante, como los pequeños no pueden ni deben hacer lo que quieran, es necesario ingeniárselas para motivarlos y que acudan a la consulta dental sin miedo y sin quejas

Por otra parte, otras personas que también muestran poco interés o ganas de asistir a la consulta dental, a pesar de que ya están bastante grandes, son los abuelos, si bien porque no quieren por miedo a que algo les vaya a doler o que luego puedan estar varios días con molestia, no tienen ánimos o dicen que no le ven la importancia de tener que ir a otra consulta más.

Sin embargo, como todos ya saben es muy importante asistir al odontólogo por lo menos dos veces al año para ver como esta nuestra salud dental y más aún cuando se están en esas dos etapas: la de crecimiento y la de la tercera edad.

Y como generalmente quienes tienen la tarea de convencer a los niños son los padres y en el caso de los abuelos, los hijos, nuestros amigos de Qualident nos dan unos trucos que puedes utilizar con ambos para que asistan con mucha comodidad a la consulta dental, sin quejas y que siempre quieran volver.

Trucos para llevar a los niños a la consulta dental con comodidad

Existen varios trucos que sirven perfectamente para cumplir con este propósito, no obstante, hicimos una pequeña lista de los mejores que puedes conocer a continuación:

  • Nunca recurras a amenazas, es el truco más importante que podemos darte ¿Por qué? Porque automáticamente lo pequeños piensan que es un castigo, si lo ven de esa manera cada vez que toque cita aparte de que no querrán asistir, existe la posibilidad de que muestren rebeldía, además asociaran la visita al dentista como algo malo.
  • Motívalos diciéndole cosas bonitas, por ejemplo: “vamos al dentista para que pueda ver esa sonrisa tan bonita”, “que el odontólogo vea que has sido una niña o niño bueno que se ha portado bien cumpliendo con la tarea de cepillarse los dientes todos los días como él lo recomienda.”
  • No conviertas la visita al dentista como algo de vida o muerte, es decir, sabemos que es importante, pero a la hora de decirle a los chicos que hay que ir al odontólogo, hazlo como si les dijeses que hay que ir al súper mercado, de esta manera ellos lo tomarán como algo normal y cuando llegue el momento de asistir lo harán sin rechistar y hasta con mucha motivación.
  • Otro truco que funciona bastante bien, es llevar a tus hijos contigo cuando sea tu momento de ir al dentista para que vea que no tiene nada de malo. Eso sí, en ningún momento demuestres miedo o incomodidad, aunque la sientas, la idea de este truco es que el niño vea que no existe ningún problema ni pasa nada por visitar al especialista de salud dental.
  • Enséñales desde pequeños la importancia de asistir de forma asidua al odontólogo. Explícales pacientemente que es algo totalmente normal y que no sucede nada malo, que solo van a asegurarse de que sus dientes estén bien y no exista ninguna caries que pueda estar dañando o afectando cualquiera de sus preciosos dientes de leche.
  • Cuando sea el momento de la consulta, habla con el odontólogo para que antes de usar sus instrumentos le explique al niño para que sirven, que se hace con ellos, en que los va ayudar y todo lo demás. De esta manera despertará su curiosidad y también se sentirá en confianza con el dentista de modo que creen un lazo y cuando deba volver a la cita, lo verá como a un amigo y no como a alguien a quien le tiene miedo.
  • Procura no sobornarlos. Aunque puede ser un truco muy tentador, los especialistas recomiendan que lo mejor es no hacerlo porque a largo plazo puede traer resultados negativos. Lo mejor que puedes hacer es felicitarlo por ser valiente de vencer sus miedos e ir a la consulta del dentista como todo un súper héroe.
  • Motívalos desde pequeños de modo que comprendan la importancia de asistir dos veces al año al dentista.

Con estos trucos, te aseguramos que cuando llegue el momento de llevar a los pequeños de la casa a la consulta odontología, lo harán sin quejarse, con mucha comodidad y con mucha energía.

En el siguiente apartado, te contamos otros trucos que nos dieron nuestros amigos de Qualident, pero esta vez para que los abuelos acudan a la consulta dental sin rechistar.

Trucos para que los abuelos asistan a una cita odontológica con comodidad

Llegar a cierta edad es un privilegio, pero con eso también vienen algunos otros problemas, uno a veces es que los adultos mayores no quieren o se niegan a ir a la consulta odontológica a pesar de que saben que es necesario, a continuación, podrás conocer algunos trucos para que puedas motivarlos:

  • Recuérdales porque es importante tener que asistir al odontólogo, de la forma sencilla y bonita en la que se lo explicas a los niños.
  • Dile a tus abuelos que después de la visita al dentista, pueden irse de paseo a cualquiera de sus lugares favoritos, así se sentirán animados y motivados. Además, también puedes agregar al plan a los niños y convertir la visita en una tarde familiar.
  • Si tienen implantes dentales, diles que es necesario que los revisen con frecuencia para corroborar que estén bien y puedan seguir luciendo su bonita sonrisa que a todos les encanta.
  • Otro truco que funciona perfectamente es que el dentista que lo atienda sea el de toda la vida, porque además de que los abuelos asistirán tranquilamente a la consulta, estarán felices de ver a alguien con quien se llevan mucho tiempo conociendo.
  • Diles la importancia que tiene que vayan al dentista a su edad, que recuerden que están más propensos a desarrollar otras enfermedades como la diabetes.
  • También diles que es necesario que asistan para que el especialista pueda corroborar que su salud bucodental se encuentra en perfecto estado.
  • Acompáñalos siempre, nunca dejes que vayan a cualquier consulta en soledad. Aparte de que irán tranquilos, que los acompañes hará que se sientan muy felices, seguros y queridos.

Verás que, aplicando todos estos consejos, asistir al dentista dejará de ser un problema. Tanto los niños como los abuelos comprenderán la importancia de tener que ir y no volverán a quejarse más de tener que hacerlo.

Ahora bien, ya que conoces estos trucos probablemente desde el inicio te estas preguntando porque en primera instancia los adultos mayores y los niños tienen miedo o no quieren ir a la consulta odontológica, por eso para que no te quedes con la duda, te contamos algunas razones por las cuales esto sucede.

Razones por la que los niños y los abuelos tienen miedo de ir al odontólogo

  1. En los niños la principal razón es que le tienen miedo al dolor o miedo a que sus padres los regañen por no querer asistir. Además, también ocurre que sus amigos o compañeros de clase les cuentan que duele muchísimo y que el dentista es malo. Por esta razón, es importante explicarle a temprana edad que esto no es así.
  2. En el caso de los abuelos es que están cansados, no tienen ánimos y algunos suelen decir que como ya están mayores les tiene sin cuidado la salud dental, por eso hay que motivarlos y recordarles que la salud dental es importante siempre sin importar nuestra edad.
  3. Algunos niños tienen miedo a lo desconocido, por eso acompañarlo en sus primeras visitas es fundamental para que vean que no pasa nada malo y que es totalmente normal asistir a la consulta odontológica con regularidad.
  4. Algunos abuelos no tienen dentadura o tienen prótesis, entonces consideran que ir no es necesario, lo cual es un error, porque están más propensos a tener enfermedades en las encías. Hay que recordarles siempre de manera amable que la visita es por su bienestar, además acompáñalos para que no se sientan solos.

La salud buco dental y la visita al dentista es importante a cualquier edad. Sin embargo, cuando se está en etapa de crecimiento o en edad adulta, las visitas son mucho más importantes, porque con los niños se les va inculcando la importancia, además de prevenir que tengan enfermedades y ver que sus dientes estén bien. Mientras que, con los abuelos, es importante para verificar que sus prótesis estén en perfecto estado, que no tengan enfermedades de las encías y algunos otros problemas que desencadenen en cualquier otra enfermedad. Esperamos que estos trucos te sean de mucha utilidad.

 

Relacionados