Nieve hasta en la sopa

Y hoy traemos hasta nuestro blog el deporte. La innovación y la tecnología siempre llega hasta cada rincón y el deporte no iba a ser menos. Ahora bien, lo que estén pensando en el deporte rey que se relajen un poco porque hoy vamos a hablar de esquiar. Empresas como Ski Rocosas que ofrecen paquetes de viaje como este de Ski Canadá con el que podemos viajar a uno de los países que más estaciones de esquí tiene abiertas a lo largo del año, nos demuestran que la tecnología también ha llegado para quedarse en este deporte.

Muchos conocéis ya el famoso cañón de nieve artificial que algunas estaciones de esquí utilizan para rellenar pistas y poder abrir al público cuando la nieve es escasa pero dejemos una cosa clara, una cosa es rellenar y otra sacarse una montaña nevada de la nada. Hay muy pocos países que tengan estaciones de esquí abiertas durante todo el año, uno de ellos es Canadá, que cuenta con algunas estaciones cercanas a Alaska donde podremos esquiar los 365 días, pero el que se lleva la palma es Noruega, donde podrás esquiar los 12 meses con total seguridad.

Dicen que los noruegos “nacen con los esquíes puestos!. Aunque esto es una exageración, lo que sí es verdad es que este deporte se inventó en Noruega nada menos que en el año 2500 AC.  Así que podemos decir que Noruega es la cuna del esquí y hoye n día, Noruega destaca como destino para la práctica de este deporte por su larga temporada de invierno, de seis meses, por la calidad de nueve que roza la perfección o por la posibilidad de esquiar hasta la orilla del mar o hasta los Fiordos Noruegos.

shutterstock_257614123reducida

Nieve en la costa

Ahora bien ¿qué me diríais si pudierais conseguir esa nieve tan perfecta en otras zonas del mundo que no la  han visto jamás? Por ejemplo, por ejemplo… ¡Cuba! Pues puede que sea posible en pocos años gracias a un novedoso cañón que se ha probado en Canadá y que muchos viajeros del paquete de esquí del que hemos hablado al principio han podido disfrutar ya. Eso sí, a un nivel mucho menor de lo que tienen pensado los expertos.

Lo que se pretende es que ese cañón de nieve sea capaz de crear nieve a pesar de que se instale en una zona donde las temperaturas superen los 25 grados así que, aunque no podamos tener nieve en agosto en pleno centro de Sevilla, lugar que todos los años roza los cuarenta grados centígrados de media, puede que si podamos tenerla en febrero  incluso que podamos ver una semana santa sevillana cubierta por la nieve. ¿No sería eso extraño?

Tampoco vayamos a volvernos locos y a pensar que ahora vamos a poder estar bañándonos en las cálidas aguas del mar mediterráneo, giremos la cabeza y podamos ver a nuestros hijos disfrutando de la nieve a menos de 50 metros, porque eso es subrrealista, pero sí podríamos estar hablando de una solución para cierto turismo de invierno que este año ha sufrido grandes pérdidas en España al no poder abrir las estaciones de esquí por falta de nieve en la zona.