Las técnicas de reproducción asistida y nuestra salud

Cuando hablamos de tratamientos de reproducción asistida y en definitiva de nuestra salud, es necesario saber que hay 4 clases:

Fecundación in vitro

Tratamiento en el que los óvulos son extraídos de los ovarios y la fecundación se produce en el laboratorio. Lo que hacen los embriones es cultivarse in vitro y pasan al útero de la mujer.

Inseminación artificial

Se prepara una muestra de semen y se procede a introducir en el útero. En las trompas de la mujer es donde se produce la fecundación.

Transferir embriones congelados

Los dos tratamientos de los que hemos hablado anteriormente producen una serie de exceso de embriones que son congelados. En este tratamiento se descongelan y pasan al útero de la mujer.

Método ROPA

Este es un tratamiento que lleva menos tiempo y a una mujer le son extraídos óvulos y embriones creados con semen de persona donante y que son transferidos a la pareja femenina de dicha mujer. De esta manera, las dos mujeres pueden intervenir en el proceso.

Existe en cada método una serie de variantes. Dependen del origen de los gametos.  Podemos clasificar las inseminaciones artificiales en:

Inseminación Artificial

  • Conyugal (IAC): aquí el semen se encarga de aportarlo la pareja de sexo masculino
  • Del Donante (IAD): el semen en este caso pasa a aportarlo un donante desconocido, anónimo

El caso idéntico sucede con la Fecundación in Vitro:

  • Se produce con óvulos pertenecientes a la mujer y el semen de su pareja
  • Se produce con óvulos pertenecientes a la mujer y el semen de un donante anónimo
  • Con óvulos procedentes de donante y semen perteneciente a la pareja
  • Con óvulos procedentes de donante y semen de un donante

Cuando se encuentran los embriones congelados es posible que provenga de algunos de estos tipos que hemos mencionado. Otra clase de técnicas que suelen aplicarse en este tipo de tratamientos de reproducción asistida y más en concreto en las fecundaciones in vitro son:

Fecundación producida por ICSI o IMSI

Se la llama también clásica, pues óvulos y espermatozoides están juntos en una placa de cultivo y el espermatozoide lo que hace es fecundar el óvulo de forma natural.

En un ICSI, el embriólogo, con la ayuda de un micromanipulador, inyecta un espermatozoide dentro del útero, produciéndose la fecundación artificial.

Si lo que hablamos es de la IMSI, hay que saber que utiliza un microscopio de última generación que consigue aumentar el tamaño con el que cuentan los espermatozoides del orden de 16.000 veces para que se produzca una selección de los espermatozoides mejor en cuanto a la morfología.

Extraer semen de testículo (TESE): se utiliza cuando no hay forma de encontrar espermatozoides a la hora de eyacular o los que e encuentran no son de la mejor de las calidades. Cuando esto sucede, se produce una biopsia testicular y se produce una recuperación de espermatozoides del tejido de los testículos.

Diagnóstico genético preimplantacional (DGP): otra solución técnica, con la que podemos biopsiar un embrión antes de que sea transferido y saber si cuenta con alguna anomalía genética o clase de fallo. Los embriones sanos son los únicos en ser transferidos. Existen todavía más técnicas, pero superaríamos con mucho el espacio de este artículo.

Una actividad con mucho futuro en el campo de la salud

Al trabajar en el sector de la salud buscaba abrirme paso en este sector y un especialista del hospital en el que trabajo me habló de Iviglobaleducation que cuenta con una serie de cursos en línea y másteres que son muy adecuados para saber más sobre el tema y que también valen si eres un profesional que quiere dedicarse a este sector de la salud que vive un momento de tremendo auge.

Hay que darse cuenta de que cada vez se tienen los hijos o se planean tener a una mayor edad y en este sentido los problemas a la hora de poder tener descendencia se multiplican. Por este motivo en la medicina muchos optan por introducirse en un sector de la salud que tiene unas perspectivas tremendas.

Después de este extenso artículo, seguro que tienes ahora mayores conocimientos sobre estas técnicas y una mayor información. Si estás interesado en ella, desde el punto de vista o personal, esperamos que te haya sido de interés. Como bien decíamos, estamos ante un avance que está ayudando a que se produzcan multitud de nacimientos que hasta no hace demasiados años era imposible que sucediese.