La tecnología se apunta al gimnasio

No sabemos cuánto hace que nos vas al gimnasio, quizás seas de esos que se apuntan como propósito de año nuevo y luego ni pisan. Lo que está claro es que la revolución tecnológica ha llegado a este tipo de establecimientos. Lejos de quedarse en su zona de confort, de bici estática o de clases de zumba, los gimnasios y los centros deportivos han querido invertir y amoldarse a los nuevos tiempos.

Gracias a su incorporación al día a día de la gestión de gimnasios numerosas tareas se han simplificado y los profesionales pueden disponer de datos e información relevantes para hacer que su proceso de toma de decisiones sea mucho más eficaz. Echa un vistazo porque seguro que te vas a maravillar de cómo las nuevas tecnologías también se han apuntado al gimnasio, aunque en su caso, nunca faltan a la cita.

La cinta de correr es un clásico. No hay un gimnasio que no la tenga, pero la diferencia la marca si se queda en la monda o decide ir más allá. Ahora mismo está triunfando una cinta curva. Es la mejor forma de pensar que estás corriendo por montañas. Son ideales para hacer trabajos intermitentes y de alta intensidad. Estas máquinas se pueden usar para todos los deportes. Incluso en el gimnasio en un gimnasio italiano ya instalaron una cinta de estas características, sin motor, impulsada por la misma persona que la usa.

En los gimnasios también te puedes encontrar escaladoras, que permiten trabajar piernas y brazos. Además, para llevar un mejor control de la actividad física, marca cuánto ha escalado cada atleta y a qué velocidad. Se usa para mejorar el estado físico y mental porque te permite competir contigo mismo. Escalar es un entrenamiento muy exigente y sirve como preparación física general.

Saunas heladas

Te vas a quedar a cuadros cuando conozcas la cámara de crioterapia. La usan los atletas de alto rendimiento. En España, por ejemplo, uno de los que se someten con más frecuencia a ella es Cristiano Ronaldo, el exdelantero del Real Madrid. Es una especie de “sauna helado”, con temperaturas que llegan a más de 100 grados bajo cero, que sirve para reducir la inflamación después de las competencias (o de los entrenamientos). También, acelera el metabolismo durante un par de horas. Y sirve para liberar endorfinas. Tres minutos en una cámara de crioterapia equivalen a un baño de agua helada de 20 minutos. ¿Te atreverías a probar?

La  posibilidad  de  personalizar  o  corporativizar  esas   soluciones   tecnológicas,   es   un   factor   esencial  para  la  integración  y  aceptación  de  la  herramienta por el usuario. De ahí que son muchos los gimnasios que han apostado por las app. De esta manera logran conocer     la     opinión,     necesidades     y     demandas de todos sus clientes. También establecen   canales   de   interactuación   por   los que vehicularlas y atenderlas de manera tanto proactiva como reactiva. Y     satisfacerlas     en     atención     a     un     equilibrio  entre  la  calidad  del  producto,  la  personalización  del  servicio  y  la  naturaleza  del centro deportivo.

Herramientas útiles

Pero no solo nos ceñimos  a las máquinas para hacer deporte. Hay otras herramientas muy útiles, aunque en este caso es más mirando por el empresario. Con el programa de GestyGym se pueden ampliar los ingresos gracias a su software. Es el programa para gimnasios definitivo con el que llevar el control y la gestión de diferentes instalaciones deportivas como gimnasios, centros de pilates, escuelas de danza, piscinas, etc. Pero no solo será beneficioso para el dueño, también para los usuarios, ya que verán cómo no hay colas, o incluso hay una mejor organización en caso de las clases programadas para evitar la masificación.

Existen escáneres corporales que permiten visualizar los progresos y la evolución física tras un entrenamiento, o innovadores programas adheridos a las estaciones y que posibilitan una práctica del ejercicio más versátil y adaptada a las necesidades del usuario son algunas de las últimas novedades que poco a poco los gimnasios han ido añadiendo a sus prestaciones y que funcionan. Así da gusto ir controlado tu evolución durante los días de gym con lo que el propio establecimiento logrará fidelización de los abonados, motivarles y mejorar la gestión del club.

Por todos estos motivos, somos de la opinión de decir sí a la tecnología en los centros deportivos y en los gimnasios. ¿Qué te parece?