La digitalización en las empresas españolas avanza a paso lento

Ha cambiado mucho la película en lo que tiene que ver con la manera de trabajar de las empresas en los últimos años. Y sí, como estáis suponiendo, esa serie de cambios ha tenido mucho que ver con la tecnología. No es de extrañar que así sea, ¿verdad? Se trata de un factor diferencial a la hora de acometer cualquier tipo de trabajo y lo cierto es que nos ha permitido ser mucho más eficientes y eficaces en nuestra jornada habitual. Y eso, desde luego, se nota y mucho. Lo que antes podía ser realizado en varios días, ahora solo es cuestión de minutos.

Ha cambiado mucho la película en lo que tiene que ver con la manera de trabajar de las empresas en los últimos años. Y sí, como estáis suponiendo, esa serie de cambios ha tenido mucho que ver con la tecnología. No es de extrañar que así sea, ¿verdad? Se trata de un factor diferencial a la hora de acometer cualquier tipo de trabajo y lo cierto es que nos ha permitido ser mucho más eficientes y eficaces en nuestra jornada habitual. Y eso, desde luego, se nota y mucho. Lo que antes podía ser realizado en varios días, ahora solo es cuestión de minutos.

Por eso, abordar la transformación digital y tecnológica ha sido uno de los grandes propósitos de la sociedad moderna en la que nos encontramos. No es para menos. Esa puede ser la clave para lograr que las entidades de una región o país empiecen a generar esos beneficios tan importantes y necesarios para garantizar su supervivencia. Sin esa transición, es completamente imposible que se dote a nuestra empresa de un potencial demasiado grande. Nos conformaremos con llegar hasta donde podamos… y hasta que la empresa caiga en quiebra, cosa que es una mera cuestión de tiempo.

En España, tenemos un problema grave en lo que tiene que ver con esto. Según una noticia publicada en el diario El País, el 80% de las empresas de nuestro país no sabe o no puede digitalizarse, con lo que se encuentra en una situación de peligro más que evidente. Los principales obstáculos para lograr esa digitalización, según apunta la noticia, son tres: desconocimiento, factores económicos y la desconfianza en proveedores, que viene provocada por el desconocimiento. Se trata de una situación preocupante y que haríamos bien en resolver en la menor cantidad de tiempo posible por el bien de la economía de cada entidad.

A veces, dos noticias se entienden mejor juntas. Pero, en otras ocasiones, la aparición de una segunda noticia aumenta la preocupación acerca de la primera. Es lo que nos ha ocurrido a nosotros con la segunda de las informaciones que os vamos a enlazar, que pertenece al portal web Forbes y que apunta que el 80% de las empresas en el mundo adelantaron su transformación digital a causa de la llegada de la pandemia. Y, por cierto, esta noticia es del mismo mes que la que comentábamos en el párrafo anterior. O sea, que mientras el mundo se va digitalizando, en España nos cuesta. Es un problema… y grave.

En España, las empresas están teniendo problemas con la digitalización de sus documentos y sus puestos de trabajo en general. Hay que ponerle solución de una manera rápida a este problema que puede afectar de una manera realmente grande a nuestra competitividad en el mercado internacional. Desde Gitdoc nos han indicado que hay empresas que están apostando por la digitalización de todos sus archivos, quizá no tantas como debería. Los profesionales de esta entidad, no obstante, son positivos de cara al futuro: ese camino a la digitalización llegará y lo hará rápido.

Los países más digitalizados ya están operando con más eficiencia

Hay una serie de países que, en lo que a tecnología se refiere, siempre han ido un paso o varios pasos por delante del resto. Ejemplos como Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia o Gran Bretaña han sido pioneros en esto y lo cierto es que, en lo que digitalización de sus empresas se refiere, llevan una velocidad de crucero. Como consecuencia de ello, son más competitivos y están consiguiendo unos beneficios fruto de esa competitividad. Los demás tenemos que aplicarnos el cuento cuanto antes.

Es evidente que tenemos la necesidad de adaptarnos en España a lo que se está haciendo ya en esos países que comentamos. En caso de ser así, podremos decir con orgullo que miramos cara a cara a todas las potencias económicas del mundo. Es a lo que debemos aspirar y no cabe la menor duda de que debe ser un objetivo alcanzable para un país con nuestras características. A nosotros, desde luego, nos parecería lógico que España estuviera a la cabeza en lo que a economía de la Unión Europea se refiere. Ojalá que así sea.

Estamos seguros de que la digitalización va a hacer posible que España se equipare a las potencias del continente. Y estamos seguros también de que, como hemos comentado más arriba, la digitalización absoluta va a llegar antes de lo que pensamos a España. Los miedos y recelos que tienen los gerentes y directores de varias empresas van a desaparecer porque es evidente que la eficacia y eficiencia de la digitalización es algo que se nota y que todo el mundo tendrá que admitir más tarde o más temprano.

Relacionados