No culpes al plástico

Durante muchos años el plástico ha sido un material que se ido demonizando hasta el extremo. Se le ha llegado a culpar de muchos de los problemas que hay de tipo medioambiental. Se ha escrito que llega a matar a la fauna marina, lo que ha hecho que corran muchas opiniones sobre lo perjudicial y negativo que puede llegar a ser para nuestra propia salud. El caso es que, a pesar del miedo que llega a suscitar, parte de que no hay mucho conocimiento sobre el tema, el plástico es un material de lo más sostenible que tiene unas aplicaciones en materia de tecnología, medicina o de carácter industrial que nos aporta muchos beneficios a la vida diaria.

Durante muchos años el plástico ha sido un material que se ido demonizando hasta el extremo. Se le ha llegado a culpar de muchos de los problemas que hay de tipo medioambiental. Se ha escrito que llega a matar a la fauna marina, lo que ha hecho que corran muchas opiniones sobre lo perjudicial y negativo que puede llegar a ser para nuestra propia salud.

El caso es que, a pesar del miedo que llega a suscitar, parte de que no hay mucho conocimiento sobre el tema, el plástico es un material de lo más sostenible que tiene unas aplicaciones en materia de tecnología, medicina o de carácter industrial que nos aporta muchos beneficios a la vida diaria.

Los beneficios que tiene el plástico

Cuando se quieren desmontar los mitos falsos que se han ido hablando sobre el plástico y para hablar de las ventajas que tiene su utilización, es mejor detallarlo, pues como dicen los expertos de perezlinares.com, estamos ante un material que muchas personas utilizan en la vida diaria.

Vamos a ver algunos de ellos:

Garantía de seguridad para la salud

El plástico es un material que se somete a muchos más controles que el resto de materiales y debe de cumplir con una serie de normas internacionales que están sometidas a una gran exigencia en este sentido.

Conservación de alimentos y se evitan los desperdicios

La comida va a durar más tiempo manteniendo su calidad. Se usa en el sector de la medicina avanzada y en los sistemas de seguridad. El plástico lo que hace es salvar vidas por su uso común en el sector de la salud, como por ejemplo en las cirugías, aplicaciones de tipo biónico y para el soporte para que se desarrollen los órganos y hasta para transportar de los suministros.

Tiene un papel fundamental en los sistemas de seguridad de viviendas y edificios en las tecnologías anti-incendios, así como en la seguridad de los vehículos con cinturones y airbags.

La gran duración

Está comprobado que el 60% de los productos que se hacen con plástico llegan a durar hasta medio siglo. En que al durar mucho hace posible que se ahorren bastantes recursos.

No llegan a peligrar las reservas de petróleo, donde únicamente del 4% al 5% del consumo europeo de gas y petróleo está destinado a fabricar plásticos.

Hace posible que se ahorre agua, energía y emisiones CO2

Este material puede llegar a implantar sistemas de micro-riego, los cuales ayudan a que se ahorre agua en el sector agrícola. El plástico y gracias a él los coches llegan a emitir menos Co2, lo que puede beneficiar a la industria del transporte.

Se puede reciclar

Cuando se quiere hacer un óptimo uso del plástico es importante contar con una actitud responsable y que se haga una gestión de los residuos de forma conciencizada y trabajando en la reutilización y reciclado de los productos.

Hay que pensar en las muchas ventajas que hay sobre el plástico, lo que hace que muchas empresas sigan apostando por el material de plástico. Las empresas de calidad lo que hacen es tener a una plantilla de profesionales que debe estar comprometida y conciencia a nivel medioambiental.

Para ello tienen que trabajar con elementos sostenibles e ir desarrollando productos, lo que permite aplicar en todo momento la filosofía de la economía circular, consistente en poder alargar la vida útil en los equipos, desde que se producen hasta el reciclado.

Conclusión

Para finalizar este artículo, queremos dejar clara nuestra posición al respecto, pues el plástico no es un problema para el medioambiente cuando se gestiona y utiliza de la mejor manera. Eso sí, si se utiliza de forma concienciada en una alternativa, tanto a nivel sostenible como en lo ecológico. Es fundamental que los consumidores hagan un esfuerzo para utilizar de manera más responsable dicho material, mediante una gestión adecuada de los residuos y del reciclado de los productos.

Hay que tener todo esto claro, para no tener ideas preconcebidas sobre un tema que como podemos ver, cuenta con muchas aristas que conviene tener en cuenta, pues es un tema que ha generado controversia en este sentido. Esperamos que sigamos teniendo cada vez mayor conciencia respecto a la necesidad de dar al plástico el lugar que se merece, algo que se ha ganado con el pasado de los años de forma importante, pues el plástico es un material que está más presente de lo que incluso pensamos los usuarios.

Si te ha parecido interesante el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos o familiares

Relacionados