¿Es seguro visitar al dentista en plena pandemia?

Esta es una pregunta muy común que se hacen muchas personas, ¿es seguro visitar al dentista por la pandemia de coronavirus? 

La respuesta es sí, pero te la vamos a demostrar en este artículo. Porque son muchos los motivos que explican esta respuesta, como las estrictas medidas de higiene y seguridad, los protocolos que están aplicando los expertos o las propias cifras de contagio entre los dentistas. 

No obstante, también es importante indicar que en ningún caso deberías retrasar tu visita al dentista si aprecias dolor en la boca porque un diagnóstico precoz es fundamental para tener un buen tratamiento y disfrutar de una salud bucodental óptima. Y mucho menos por miedo a contagio en las clínicas porque la incidencia es mínima. 

Medidas y protocolos de higiene en las clínicas

En primer lugar, hay que indicar que desde las clínicas dentales han reforzado la seguridad para garantizar que sus pacientes estén seguros en sus instalaciones. Además, los expertos están realizando estrictos protocolos de higiene y seguridad. 

Todo el personal de las clínicas dentales lleva mascarilla y los profesionales visten equipos de protección individual para garantizar tanto su seguridad como la de sus pacientes. “ En nuestra clínica llevamos equipos de protección individual (EPI’s) para prevenir los posibles contagios cruzados entre pacientes y personal. Por supuesto también llevamos mascarillas quirúrgicas, mascarillas FFP2, gafas de protección, pantallas, trajes y guantes. Un material que, de hecho, ya utilizábamos antes de la pandemia”, indican desde la Clínica Dental Gaudí. 

En las clínicas ya existía un estricto protocolo de higiene, desinfección y esterilización. Estos protocolos se venían realizando desde hace años, especialmente se adoptaron en los años 80 por el VIH, aunque el protocolo de higiene y desinfección se ha reforzado todavía más por la pandemia de coronavirus. Por ejemplo, las sillas de exploración se recubren de un plástico o papel protector que se cambia entre pacientes, es una medida de higiene que ya se realizaba con anterioridad pero que fomenta que las clínicas dentales sean espacios seguros. Y los profesionales esterilizan todos los aparatos y herramientas entre pacientes. 

También desde las clínicas han eliminado muchos elementos que podrían favorecer el contagio. Por ejemplo, en las salas de espera ya no hay revistas ni periódicos como antes para evitar que sean tocadas por diferentes pacientes. Ahora si hay que esperar ya no está este elemento de distracción, para aumentar todavía más la seguridad. Además, las salas de espera son desinfectadas constantemente y en muchos centros han marcado los asientos seguros, donde los clientes se pueden sentar con seguridad y con distancia entre el resto de pacientes. 

Unas medidas que contribuyen a aumentar la seguridad en el dentista y minimizar al máximo la posibilidad de contagio. 

Los dentistas, los profesionales sanitarios con menos contagios

También hay que destacar las cifras, que demuestran que a pesar de que el personal de las clínicas dentales esté sometido al riesgo por la generación de aerosoles y gotículas en sus tratamientos son de los profesionales sanitarios con menos contagios.  

De hecho, no lo decimos nosotros sino las cifras son las que demuestran esta cuestión. Según el periódico digital especializado Redacción Médica a fecha de 14 de octubre cerca de 266.624 profesionales sanitarios confirmaron positivo en coronavirus desde que comenzó la pandemia en España. 

Sin embargo, también atendiendo las cifras publicadas por Redacción Médica en un artículo titulado “Coronavirus: los dentistas se contagian menos que el resto de sanitarios” que puedes leer haciendo click aquí, el riesgo de infección es más bajo entre estos expertos. Así, según una encuesta realizada a más de 2.200 dentistas de toda España, 741 (33.5%) se han realizado una PCR. Y de los dentistas que se realizaron la PCR solo en 30 casos fue positiva (4%), y solo en 12 la sospecha del contagio se cree que se produjo en el ámbito laboral (1.6%). En definitiva, estas son unas cifras muchísimo más bajas que las de otros profesionales sanitarios, siendo los profesionales con menos índice de contagio por lo que se deduce que la posibilidad de coger el coronavirus en una clínica dental es mínima. 

Así que si sientes cualquier tipo de molestia en la boca no dudes en ningún momento en acudir a tu experto de confianza ya que las clínicas dentales son un espacio donde la posibilidad de contagio es muy baja. Además es importante recordar que un diagnóstico a tiempo y un tratamiento odontólogo preciso pueden evitar grandes complicaciones bucodentales. Consulta siempre a tu dentista de confianza para disfrutar de una salud bucodental.

Deja una respuesta