Consejos para cuidar la salud durante una ola de calor

Ante una ola de calor hay que extremar las precauciones y cuidar la salud más que nunca por las altas temperaturas. Por eso en este artículo hemos reunido algunos consejos para cuidar la salud ante una fuerte ola de calor que ayudarán a sobrellevar lo mejor posible la subida del mercurio.

  • Beber mucha agua y evitar bebidas azucaradas o alcohol

El principal consejo durante una ola de calor (y también en verano) es hidratarse bien. Es muy importante beber agua para reponer el líquido que se pierde por el sudor. Según los expertos la cantidad de agua necesaria cuando hace mucho calor es de 3 litros, siempre y cuando no haya ningún motivo médico que impida el consumo de esa cifra.

Además de agua se pueden tomar otra clase de líquidos y bebidas como por ejemplo zumos naturales. No obstante, es necesario indicar que es recomendable evitar algunas bebidas como los refrescos azucarados, bebidas con cafeína o alcohol. Esto se debe a que este tipo de líquidos favorecen la deshidratación y también porque pueden afectar a la salud bucodental. “Las bebidas azucaradas y carbonatadas favorecen la aparición de caries. Y ante el calor es habitual que se reduzca la producción de saliva, la protección natural de la dentadura frente a la caries. Por ello en episodios de calor los dientes están todavía más expuestos y se recomienda evitar este tipo de bebidas para cuidar la salud bucodental”, explican desde las Clínicas Dentales Dres. Peso Navarro.

  • Protégete en casa o lugares frescos

Por supuesto, para cuidar la salud durante una ola de calor es conveniente protegerse en casa o en lugares frescos para evitar la exposición al sol. Si vas a salir al aire libre debes buscar la sombra siempre que puedas y evitar hacerlo durante las horas centrales del día, ya que es el periodo en el que las temperaturas suelen ser más altas. Además, cuando salgas de casa no te olvides de proteger tu piel con crema con factor solar y utilizar un gorro o gorra para cubrir tu cabeza.

  • Utiliza ropa holgada y ligera

Para sobrellevar mejor el calor también nos puede ayudar la ropa, ya que en función de las prendas que elijamos podremos sudar más o tener una temperatura corporal más elevada. En líneas generales debes utilizar ropa holgada, ligera y fresca que ayuda a transpirar. Y para que esto sea posible te debes fijar en aspectos como el material, el color o el grosor.

Respecto al material quizá sea el factor más importante, como hemos indicado debe ser fino y debe dejar transpirar. Así, los textiles perfectos para las altas temperaturas son el lino, la seda o el poliéster.

  • Come alimentos frescos y saludables

Ya hemos hablado en este artículo que es importante la hidratación durante una ola de calor, pero también lo es la alimentación. Para cuidar la salud ante las altas temperaturas se recomienda comer alimentos ligeros, frescos y saludables que ayuden a reponer las sales perdidas con el sudor y refrescar el cuerpo. Así, son buenas las ensaladas, las frutas, los zumos naturales o las verduras y hortalizas.

  • Efectos del calor en el cuerpo

Estos consejos ayudarán a cuidar la salud durante una ola de calor. Pero ¿qué efectos puede producir el calor en el cuerpo? Pues se pueden producir golpes de calor, deshidratación o calambres musculares, entre otros efectos. Es importante conocer bien los síntomas y acudir al médico si no persisten.

  • Golpe de calor: es fundamental evitar que un golpe de calor sea grave, ya que en casos extremos se puede llegar a tener convulsiones e incluso entrar en coma. No obstante, los síntomas habituales son náuseas, vómitos, dolor de cabeza, aumento de la temperatura corporal, mareos y piel enrojecida o caliente.
  • Deshidratación: los signos de deshidratación son fatiga o cansancio, boca seca, mareos, irritabilidad, dolor de cabeza y sequedad de la piel. Estos son los síntomas más comunes, si aprecias alguno de ellos es importante que hidrates el cuerpo y bebas agua. Así como evites llegar a esa situación bebiendo líquidos de manera constante.
  • Calambres: por el calor se pueden producir calambres, especialmente si se practica ejercicio en lugares calurosos y por altas temperaturas, ya que con el sudor se pierden sales. Para evitar los calambres es importante la hidratación y evitar la práctica de ejercicio al aire libre y en las horas centrales del día.

Esperamos que este artículo os ayude a cuidar la salud ante una ola de calor, así como a reconocer los principales efectos de las altas temperaturas en el cuerpo para poder ponerles remedio.

Deja una respuesta