Todo lo que debes saber para realizar una mudanza de vehículo sin complicaciones

Tu coche y tú son un equipo inseparable, casi que son un solo ente. Él te permite ir a donde quieras llegar, pero ha llegado la hora de dejarlo ir por su propia cuenta. Ya sea que se ha dañado y debes mudarlo, que necesitas cruzar el océano con él o que has adquirido uno nuevo y deseas que llegue de la agencia directo a tu casa, a veces necesitamos un servicio de transporte para nuestro vehículo.

Estos servicios varían depende de las necesidades del traslado y el cliente e implica cierta preparación para que todo salga bien durante el viaje. En este caso, deberás elegir una empresa especialista en transporte de vehículos y realizar los preparativos necesarios para hacer la entrega de tu vehículo. Por eso, aquí te suministramos una guía básica con todo lo que debes saber para que tu vehículo llegue sano y salvo a su nuevo destino.

Tipos de transporte para vehículos. Escoge el que más se adapte a tus necesidades

Camión portacoches

Este modelo puede cargar con varias unidades al mismo tiempo. De esta manera, los gastos se reparten entre varios. Ahora bien, si eliges esta modalidad de transporte, será difícil fijar un momento exacto para la entrega y recepción de tu vehículo. El camión no suele salir rumbo a su destino hasta que no completa el máximo de su capacidad.

Además, es necesario llevar el vehículo hasta el punto de carga en la ciudad de origen y acudir personalmente al área de recepción en la ciudad de destino. Ten presente que los que cuentan con plataforma abierta tienen, generalmente, un precio inferior a los de caja cerrada. Sin embargo, dejan el coche a merced del sol, la lluvia, el viento y la suciedad.

Camión individual cerrado

Si quieres proteger tu vehículo de los elementos, así como entregarlo y recibirlo puntualmente, entonces contrata un camión individual cerrado. Es un servicio puerta a puerta, es decir, el camión recogerá y entregará el coche en los domicilios que indiques.

Considerada la mejor alternativa para trasladar coches nuevos o de lujo, su costo es superior al de los camiones portacoches. Esto es porque el costo total no se reparte entre varios usuarios.

Transporte marítimo

Si vas a cambiarte de continente o a uno de los territorios insulares de Europa o Asia, te recomendamos trasladar tu coche por la vía marítima. Es verdad que, comparado con el transporte aéreo, se trata de un servicio más lento y con horarios de partida y llegada algo inciertos. No obstante, su costo es mucho más bajo. Asimismo, tu unidad viaja completamente protegida, asegurada al interior de un contenedor metálico.

La forma más segura de transportar un auto es utilizando una cigüeña o porta-autos. Se trata de un tipo de remolque diseñado exclusivamente para este tipo de traslados. El costo varía en función de la distancia a recorrer y algo muy importante a tener en cuenta es que el vehículo no se envía de forma inmediata porque hay que esperar que se complete la carga, que son aproximadamente 10 vehículos.

Si tienes más de un auto, puede ser la opción más ventajosa, ya que alquilar un camión aparte sería más caro.

Finalmente, muchas empresas de mudanzas cuentan con elementos para acarrear el auto o la moto junto con el camión mudancero en un trailer. No obstante, muchos expertos desaconsejan esta modalidad porque supone riesgos para la integridad del vehículo y cualquier golpe puede afectar la carrocería o la pintura.

Preparativos para la mudanza de tu vehículo. El paso a paso hacia un buen viaje

  • Vacía el tanque de gasolinalo máximo posible (por seguridad), dejando lo necesario para llegar hasta el punto de destino.
  • Limpia el vehículo, tanto el interior como el exterior.
  • Examina tu automóvil antes de la mudanza. Esto es indispensable para reclamar cualquier daño potencial que sufra durante el transporte y recibir la indemnización correspondiente de parte de la aseguradora. También es importante que evalúes el funcionamiento del coche. Anota todos los problemas detectados y comprueba que el personal de la empresa transportista haga lo mismo antes de llevarse tu unidad.
  • Si tu coche se va a transportar descubierto, aplica una capa de cera en el exterior del coche o ponle un plástico cubre vehículos para evitar insectos o suciedad.
  • Comprueba los posibles puntos de fuga de líquidos de su automóvil (gasolina, líquido refrigerante, aceite…), que pueden dañar otros coches o causar situaciones de riesgo. Puedes consultar también al transportista que fluidos pueden ser retirados por completo.
  • Antes del transporte saque varias fotografías desde distintos ángulos y compruebe a la llegada si hay algún tipo de daño antes de firmar la entrega.
  • Quita los elementos móviles, decorativos del exterior del vehículo (alerones, antenas, etc.) y las pertenencias personales del interior (salvo la rueda de repuesto y el gato). No se te olvide revisar la guantera y el maletero, ya que ninguno de tus objetos personales estarán cubiertos por la aseguradora. Asimismo, esto te ayuda a evitar pagar cargos adicionales. Si las autoridades descubren que la empresa de transporte de vehículos lleva consigo objetos personales, algo para lo que no tienen permiso, será penalizada y tú serás quien se encargue de la factura.
  • En cuanto a la elección de la agencia de transporte, es recomendable fijarte en las valoraciones de otros usuarios sobre la agencia o el transportista y que pidas una cobertura de seguro, siempre comprobando que no haya caducado.
  • Verifica la legitimidad de la agencia.Asegúrate de elegir la opción segura cuando vayas a enviar tu coche. Verifica las licencias, pólizas de seguro y clasificaciones de la compañía.
  • Transporte Cars, empresa experta en el transporte de vehículos, te recomienda buscar compañías de transporte de coches que haga entregas en todo el país o la unión europea si fuera el caso.Elegir una compañía que se encargue de los trámites y de la entrega es una buena idea. Como transportista, la empresa tiene camiones que viajan por ciertas rutas todo el tiempo, lo cual significa que la entrega será más rápida.

 

Deja una respuesta