La imagen de marca, el elemento comunicativo esencial en toda empresa

Quien no haya renovado su empresa está destinado a verla morir con mayor o menor rapidez, pero a verla morir al fin y al cabo. Y lo cierto es que ese proceso puede llegar a ser muy traumático para todas aquellas personas que han invertido mucho dinero y mucho tiempo en levantar un proyecto que en su día fue de lo más ilusionante. Está claro que hay que poner todos los medios a nuestro alcance para tratar de evitar que eso se convierta en una realidad que condicione nuestra vida. Pero, ¿cómo hacerlo?

Lo cierto es que nos encontramos viviendo un momento en el que la capacidad de obtener soluciones al respecto es muy grande. Lo verdaderamente importante es que una empresa genera una imagen de marca que sea potente y que permita que la gente identifique a la perfección todos sus mensajes, sus logotipos, sus puntos de venta físicos y, por supuesto, toda aquella publicidad (ya sea online o tradicional) que pueda llegar a ejercer. Conociendo el posible problema y las soluciones que se pueden llevar a cabo, es el momento de dar con una solución.

La comunicación es el elemento clave. A la hora de crear una imagen de marca, es importante que nos panteemos qué le queremos decir al consumidor para después elaborar propuestas y determinar cuál de ellas es la más adecuada. Es importante que, una vez llegados a este punto, entendamos que la comunicación no tiene por qué encerrarse solo en palabras. La comunicación también son colores, formas, imágenes. Todos esos atributos nos ayudan, conjuntamente con las palabras, a generar el mensaje que realmente queremos conseguir para llegar al cliente de una manera clara, concisa, directa y, cómo no, llamativa.

Toda la imagen de marca de una compañía constituye un elemento comunicativo que debe ser el principal argumento de compra por parte de sus clientes. El diseño, el desarrollo del branding o del packaging y el posicionamiento es, en este tipo de casos, el conjunto de conocimientos que debemos manejar para que una imagen de marca sea efectiva y consiga el propósito que con ella se persigue: vender y aumentar la cartera de clientes. Los profesionales de una entidad como Empacke, especializados en este tipo de asuntos, nos han comentado que la comunicación que se elabora a partir de esos medios tiene una incidencia directa tremenda sobre la decisión de compra de todas las personas que reciben los mensajes.

El diseño gana enteros en un mundo plenamente audiovisual

Estamos asistiendo a una auténtica revolución en lo que tiene que ver con las nuevas artes audiovisuales. Y es que esta manera de promocionarse ha ganado todos los enteros del mundo en los últimos años. No en vano, y según indica una noticia que fue publicada por el portal web especializado en publicidad Marketing4Ecommerce, la inversión en publicidad digital en España había crecido un 10’6% en 2019, superando por primera vez en su historia los 3.000 millones de euros.

Veamos ahora cuáles son los soportes que utilizan las empresas a la hora de publicitarse en Internet, algo que hemos podido conocer gracias a una publicación del portal web Statista. El display, con un 48%, o los buscadores, con un 35%, son los dos principales referentes en lo que tiene que ver con esto, lo que pone de manifiesto que aspectos como los que hemos venido comentando (diseño, posicionamiento…) son realmente claves a la hora de garantizar que una empresa pueda tener éxito a la hora de publicitarse en cualquiera de las formas que están habilitadas para ello.

Es evidente que controlar un aspecto como lo es el diseño en los momentos en los que nos encontramos es una ventaja realmente importante. No cabe la menor duda de que es un arma que, en el caso de que la sepamos manejar, nos permite tener acceso a todos esos avances que se han ido produciendo durante todos estos años y ajustarnos a las nuevas tendencias en materia de captación de la atención. Eso será realmente importante si lo que queremos es que todo el mundo conozca nuestra marca y, por ende, se convierta en un cliente potencial de nuestro negocio.

La imagen es un asunto demasiado serio como para descuidarlo. Esto es algo que nos vale como consejo a nivel personal pero que también tiene una incidencia muy grande a nivel empresarial. Y es que la imagen es la cara visible de nuestra empresa de cara al exterior. Si no cuidamos de ella, ¿qué es lo que vamos a hacer para mejorar nuestra fama? Si no cuidamos de este aspecto, hoy, que existen elementos tan perversos como las redes sociales, vamos a ser masacrados en cuestión de segundos. Y todos y cada uno de nosotros es plenamente consciente de ello.

 

Deja una respuesta