10 consejos para cuidar a un cachorro

La llegada de un nuevo pequeño peludo a la familia se puede hacer complicada, sobre todo si es la primera vez que se tienen perros en casa. Por eso te vamos a dar 10 consejos para hacer que esta experiencia se haga más llevadera y lo más fácil posible.

  1. No separes al cachorro de la madre muy pronto

Si es posible, se recomienda que el cachorro pase sus dos primeros meses de vida junto a su madre y no separarlos hasta que cumplan mínimo las 7 semanas, ya que este tiempo es muy importante para el resto de su vida.

Porque durante las primeras 7 semanas de vida los cachorros todavía se alimentan de leche materna lo que hace que adquieran los nutrientes necesarios y se fortalezca su sistema inmunológico. A partir de la semana 8 el cachorro solo se alimentará de pienso y la madre tendrá más independencia, por lo que ya no es necesario que permanezcan juntos.

Además, en este periodo la madre les enseña a sociabilizar con sus hermanos que posteriormente estas directrices les servirán a relacionarse con otros perros y humanos.

  1. Crea un espacio “seguro” para tu perro

Los cambios son difíciles para todos, pero para un pequeño todavía más, así que lo ideal es crear un espacio seguro en la casa donde el cachorro se sienta cómodo.

Para que esta zona sea lo más segura posible para tu perro y deberá estar lejos de cables y otros productos peligrosos como pueden ser los productos de limpieza, medicamentos, alimentos ricos en azúcares…

Después en esta zona debes colocar una cama cómoda y de un tamaño adecuado, ni muy grande ni muy pequeña. También en su espacio debes poner el comedero y bebedero. Y algunos de sus juguetes favoritos, así conseguirás que se convierta en su lugar de descanso y de juego por lo que lo relacionará con experiencias positivas y se sentirá a gusto.

Si el cachorro se va a quedar solo en casa ayudará que esta zona esté restringida bien por una puerta o por una vallita de seguridad para bebés.

  1. Visita al veterinario

Seguro que el cachorro ya ha ido al veterinario durante la estancia con la otra familia, si es posible se recomienda continuar en el mismo veterinario mínimo hasta que tenga la pauta de vacunación completa. De lo contrario la visita al nuevo veterinario será una de las primeras cosas que se deban hacer.

En esta visita al veterinario, el profesional observará al cachorro para asegurar una buena salud y desarrollo y se familiarizará con el para futuras citas. También se terminará de vacunar al cachorro, se desparasitará y se colocará el chip, todo ello en caso de no haberse hecho anteriormente.

  1. Alimentación adecuada

La alimentación puede cambiar mucho de una raza a otra y de la edad que tenga el cachorro lo aconsejable es elegir con la ayuda de un experto un buen pienso y adecuar las tomas a lo que indique la empresa dispensadora de la comida.

Se deberá tener en cuenta la dureza del pienso ya que hasta los 4 meses no tienen desarrollados sus dientes al completo por lo que, para una mejor masticación, la comidase mezclará con un poco de agua para que se reblandezca.

  1. Uso del empapador

Hasta que el cachorro no tenga la pauta completa de vacunación y desparasitación no podrá salir a pasear a la calle así que se le enseñará a usar el empapador.

Lo primero es colocar siempre el empapador en el mismo sitio, alejándolo unos metros de la zona de descanso y alimentación.

No se castigará y reñirá al perro cuando no lo haga en el lugar indicado, por el contrario, se le premiará con alguna galletita apta para cachorros o un poco de su pienso y se montará una fiesta de cariños y felicitaciones.

Si tarda en realizar sus necesidades por primera vez en el empapador se puede frotar por su pis antes de limpiarlo, de esta manera olerá el empapador y se podrá guiar para futuras deposiciones.

Este proceso puede ser largo de modo que se deberá tener paciencia y dedicación. Además, una vez que ya pueda salir a la calle es importante enseñar al perro a esperar a hacer sus necesidades hasta los paseos. Esto te evitará grandes sustos y también te ayudará a tener mayor libertad con tu mascota y poder incluso hacer viajes juntos, incluso en avión. “En avión los animales pueden viajar en bodega o en cabina, pero esto depende de la raza del perro, su tamaño y la aerolínea. Aunque cada vez más compañías aceptan que los animales puedan viajar”, explican desde Animales por avión, empresa especializada en el transporte de animales por avión.

  1. Primeras órdenes

A partir de las 8 semanas el cachorro ya es capaz de aprender órdenes sencillas.

Primero se escogerá una palabra sencilla que no se utilice habitualmente y pueda confundirse con otra orden.

Como en el caso anterior no se le regañará al no obedecer a la orden, si no que se le premiará con galletas o dando un juguete y se le felicitará.

Es recomendable empezar por indicaciones para que acuda a donde tu estés, se siente o te de la patita ya que esto ayudará en las próximas salidas a la calle y cuidados como el bañarlo o córtale las uñas.

  1. Uso del no

El no se utilizará para corregir malas conductas como morder objetos, manos y pies o romper cosas.

Se deberá decir de manera seca sin gritar mucho ya que no queremos asustar al animal, para reforzar esta orden se puede llevar al cachorro a otra zona de la casa darle otra indicación para que realice una orden de manera correcta y premiarle con un juguete así se potenciará lo que sí puede hacer.

Pero si tienes dudas sobre el uso del no con tu perro debes leer este artículo en el que explican cómo conseguir que tu mascota aprenda esta palabra clave en la comunicación.

  1. Haz uso de los juguetes

Los cachorros querrán jugar todo el rato y esto ayuda a fortalecer vuestra relación. Además de evitar que haga alguna trastada mientras está entretenido. Y lo mejor de todo es que después del juego se sentirá cansado y dormirá.

Es aconsejable que tenga juguetes de varios tipos, algunos podrían ser los siguientes: pelotas, mordedores de cuerda, mordedores de goma y juguetes con sonido.

Pero seguro que a tu perro le encantan también otro de tipo de artículos cotidianos como las chanclas o las toallas. Si tiene predilección por algún artículo de este tipo lo mejor es cambiárselo por uno viejo que no te importe que lo estropee.

  1. Primeros paseos

Cuando el cachorro tenga la pauta completa de vacunación y desparasitación estará preparado para realizar sus primeros paseos. Si este proceso se alarga demasiado es conveniente realizar pequeñas salidas en brazos o en una mochila para que así conozca el mundo poco a poco y no tenga miedos.

Los primeros paseos deben ser cortos y abundantes para que empiecen a conocer el mundo poco a poco y a la vez aprendan a hacer sus necesidades en la calle.

  1. Tener agua limpia

Este consejo sirve para cualquier raza y edad ya que el animal deberá tener siempre disponible agua fresca y limpia para que pueda saciar la sed.

Se deberá estar más atentos durante los meses de calor en las horas centrales del día y si se está pasando por una ola de calor.

Estos son los consejos más importantes para aprender a cuidar a un cachorro. Pero también necesitarás mucha paciencia.

Relacionados