Sólo un pequeño porcentaje de abogados usa las nuevas tecnologías

file451297827287

 

Mientras que todas las empresas se van subiendo al vagón de la tecnología para obtener mejores resultados, modernizarse o acceder a más público potencial, los despachos de abogados parecen estar quedándose a la cola y no terminan de conectarse con la actualidad más puntera y que mayores beneficios puede aportar tanto al letrado como al cliente al que representa.

Sólo unos pocos despachos, probablemente los más destacados a nivel nacional, han conseguido viajar en los primeros asientos del citado vagón de tren y se mantienen en la delantera pudiendo ser comparados con algunos despachos extranjeros en cuanto a resultados y manejo de tecnologías.

Trustlaw, por ejemplo, es uno de estos bufetes que han decidido ir un paso por delante y se encuentran a la cabeza en cuanto a la aplicación de tecnología. Se trata de una firma que cuenta con una amplia estructura y un gran número de especialistas en derecho que permiten abarcar todas las ramas jurídicas, desde derecho internacional hasta laboral o contable o incluso las típicas riñas vecinales o accidentes de tráfico pasando por casos mucho mayores como procesos por delitos penales.

Y es que una gran ventaja de estos grandes despachos se encuentra, precisamente, en la existencia de departamentos o especialistas en tecnología de la información. Pero ellos son uno de los pocos casos excepcionales con los que contamos en España ya que las nuevas tecnologías siguen siendo una tarea pendiente para la gran mayoría.

Algo bastante obvio para casi todos los usuarios de Internet es el gran volumen de información al que podemos tener acceso fácilmente desde el ordenador pero, sin embargo, un gran porcentaje de abogados en nuestro país sigue recurriendo al papel para encontrar la ansiada información que necesitan en sus casos.

Por otro lado, el 87% de los letrados considera muy importante la posibilidad de realizar el trabajo de forma itinerante porque suelen surgir problemas o urgencias en cualquier momento y sin una buena conexión a Internet por parte del bufete es muy complicado tener una respuesta inmediata ante estas emergencias.

El problema radica en que en el ámbito de la abogacía hay un gran temor que no les permite terminar de dar el salto tecnológico, se trata del riesgo de seguridad que muchos creen que conlleva ese salto. Sin embargo, según los expertos, Internet puede ser tan seguro o inseguro como uno pueda imaginar dependiendo de cómo se utilice. Mientras que los licenciados en derecho opinan que es muy fácil que los datos que ellos manejen en la nube acaben en manos de otros, los licenciados en Informática y expertos en redes sociales aseguran que si se realiza un buen uso de la nube es tan difícil acceder a dichos datos como lo sería acceder al maletín del letrado, pero aun así parece que falta mucho para que la gran mayoría de bufetes decidan subir al tren y beneficiarse de lo que la tecnología puede aportar a su sector profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.