Qué es la sedación consciente y para qué se utiliza

Seguro que en alguna ocasión has oído hablar de la sedación consciente o incluso te han recomendado este método para alguna intervención médica. Pues si quieres descubrir más sobre este tipo de sedación este es el artículo perfecto para ti, ya que vamos a conocer qué es, para qué se utiliza, las ventajas que ofrece y los principales métodos de administración. Así que continúa leyendo.

  • Qué es la sedación consciente

La sedación consciente es una combinación de medicamentos, es decir sedantes y anestésicos, que ayudan a relajar a una persona y también bloquean el dolor. Tal y como explican en la página especializada en salud Medline Plus, en un post sobre la sedación consciente que puedes leer completo haciendo click aquí.

Normalmente los pacientes que reciben la sedación consciente permanecen despiertos durante la intervención, pero no sienten dolor y en muchos casos ni siquiera pueden hablar. No obstante, este tipo de sedación permite una recuperación rápida y sencilla. Además, los pacientes tras la intervención pueden retomar su vida normal y hacer sus actividades cotidianas poco después del procedimiento.

  • Para qué se utiliza la sedación consciente

Este tipo de sedación es muy común en tratamientos de odontología como cirugías bucodentales o implantación de prótesis dentales, pero también se utiliza en otros procedimientos como biopsias de mama, cirugías menores de la piel o el pie o incluso en cirugías plásticas o reconstructivas sencillas.

  • Ventajas de la sedación consciente

La sedación consciente ofrece amplias ventajas que vamos a enumerar a continuación.

  • Su efecto es inmediato y su aplicación es muy sencilla. Además existen diferentes métodos de administración.
  • Disminuye el dolor del paciente y lo lleva a un estado de relajación controlada.
  • No tiene efectos secundarios y es un tratamiento muy seguro con alto nivel de efectividad. Además, es muy poco invasiva.
  • La recuperación del paciente es muy sencilla, poco tiempo después del procedimiento puede recuperar su vida habitual e incluso realizar sus tareas cotidianas.
  • Es una forma de conseguir la relajación de pacientes que tienen fobias o miedo a las intervenciones e incluso presentan alto nerviosismo o ansiedad, ya que controla este tipo de ataques.
  • Facilita la labor de los especialistas al conseguir que el paciente esté relajado y no presente miedo o ansiedad durante la intervención. Así como las tareas se pueden realizar en menor tiempo, ya que el paciente no sufre ningún tipo de dolor.
  • Puede utilizarse en niños o adultos, pero siempre es aconsejable seguir las indicaciones de los médicos u especialistas, que recomendarán el tipo de sedación más aconsejable para cada caso o intervención.
  • Tipos de sedación consciente

Existen diferentes tipos de sedación consciente, pero las más habituales son la sedación consciente por vía oral y mediante inhalación. Este tipo de sedaciones son especialmente útiles en tratamientos odontológicos.

  • Sedación consciente por vía oral. “Este tipo de sedación consciente es una de las técnicas más comunes y consiste en la administración de un fármaco sedante por vía oral”, explican desde la Clínica Dental Equipo de la Torre, centro dental de referencia en Madrid.
  • Sedación consciente inhalatoria. Mientras que otro tipo de sedación consciente es la inhalatoria y en este caso se administra mediante inhalación. El paciente inhala óxido nitroso con oxígeno que provoca un estado de bienestar, reduce la tensión o incluso la ansiedad. Y se trata de una sedación que tiene un alto nivel de efectividad y seguridad.
  • Sedación consciente por vía intravenosa. También la sedación consciente se suele aplicar mediante vía intravenosa. En este caso el sedante se administra normalmente diluido en suero, así el paciente recibe el medicamento sedante a través de un gotero y de manera dosificada. Esto hace que el sedante se reciba de manera lenta y sin molestias. Este tipo de sedación se suele recomendar para intervenciones largas, ya que al administrarse de manera dosificada y lenta el efecto dura más tiempo.
  • Sedación consciente con inyección intramuscular. Y el último tipo de aplicación de la sedación consciente es mediante inyección intramuscular.

Esperamos que con este artículo hayáis podido descubrir en qué consiste la sedación consciente, para qué se suele utilizar, cómo se suele administrar y las principales ventajas que ofrece. Pero si vais a recibir este tipo de sedación en una intervención y tenéis cualquier duda adicional os recomendamos que preguntéis a vuestro especialista de confianza o al médico encargado de realizar el procedimiento, ya que podrá responder en base a vuestra intervención o necesidades.

 

Deja una respuesta