Láser de Diodo

Todos conocemos cómo los tratamientos de belleza han ido mejorando sus beneficios gracias a la biotecnología pero no todos conocemos verdaderamente en qué sentido. Uno de los mayores adelantos que ha habido en los últimos tiempos ha sido el láser de diodo. Este aparato está ya muy introducido en nuestra sociedad y tanto hombres como mujeres lo utilizan para eliminar el vello de su piel de manera cómoda y duradera pero ¿en qué consiste realmente?

El Láser de Diodo es un dispositivo semiconductor similar a un led pero que bajo las condiciones adecuadas emite luz láser. Esta luz puede utilizarse con más de una finalidad: eliminar manchas de la piel, suavizar cicatrices y disminuir su visibilidad, eliminar el vello corporal, etc. Pero hay muchas más aplicaciones además de la belleza: comunicaciones de datos por fibra óptica, lectores de CD, DVD, Blu-rays, impresoras láser, escáneres, senrores, odontología, etc.

Este tipo de láser trae consigo ventajas y desventajas y hay que conocerlas muy bien para tomar decisiones acertadas.

Ventajas

  • Eficientes y fiables
  • Tiempos de vida muy largos
  • Económicos
  • Permiten la modulación directa de la radiación emitida
  • Fácil manejo
  • Consumo reducido

Desventajas

  • Alta sensibilidad a los cambios de temperatura
  • Alto calentamiento
  • Poca colimación en el haz obtenido

Uno de los mejores centros estéticos que trabaja con láser de diodo en diversos tratamientos es el Centro de Estética Versátil, una clínica donde trabajan profesionales altamente cualificados con lo último en aparatología.

Y es que debemos tener en cuenta que el uso de estos aparatos tecnológicos para aplicaciones corporales sólo debe hacerse por personal experto y especializado con el fin de evitar posibles daños en la piel y problemas posteriores.

Básicamente lo que hace el láser es quemar la zona afectada de manera que la piel regenera las células y la raíz del vello queda inutilizada. Por eso es tan efectivo en las cicatrices y en la depilación porque, por un lado facilita la regeneración de la piel y por otro elimina el pelo corporal por un tiempo muy prolongado en el tiempo.

Cuando se utiliza sobre manchas en la piel o sobre cicatrices hay que tener claro que se está dañando esa zona para mejorar su aspecto posteriormente y, por tanto, no es de extrañar que a las pocas horas de la sesión o al día siguiente la zona empiece a enrojecer notoriamente e incluso a formar una pequeña costra que jamás debemos arrancar, sino que debe caer por sí misma evitando así los daños que podemos causarnos nosotros. Tened en cuenta que, al fin y al cabo, lo que hace el láser es una herida con el fin de que las células regeneren la piel de la zona.

shutterstock_461209018reducida