La tecnología, un medio idóneo para intensificar la producción de pizarra

Cuando hablamos de algo relacionado con la tecnología, nuestra mente, de una manera automática, se dedica a pensar en ordenadores, pantallas, tablets y teléfonos móviles, todo ello de última generación. Pero la mejora de la tecnología no solo tiene que ver con esos aparatos, sino con cuestiones que también se encuentran ligadas a la industria. Desde luego, la tecnología juega una importancia tremenda a la hora de hacer más eficiente una industria al completo. Y el ejemplo que os vamos a trasladar durante los párrafos que siguen es un buen ejemplo de ello.

Cuando hablamos de algo relacionado con la tecnología, nuestra mente, de una manera automática, se dedica a pensar en ordenadores, pantallas, tablets y teléfonos móviles, todo ello de última generación. Pero la mejora de la tecnología no solo tiene que ver con esos aparatos, sino con cuestiones que también se encuentran ligadas a la industria. Desde luego, la tecnología juega una importancia tremenda a la hora de hacer más eficiente una industria al completo. Y el ejemplo que os vamos a trasladar durante los párrafos que siguen es un buen ejemplo de ello.

Hay una industria en España que está más de moda que en ningún otro momento de la Historia. Hablamos de la industria pizarrera. Resulta que España es una verdadera referencia en lo que tiene que ver con esto. De hecho, según la página web del diario ABC, somos el primer país en producción de todo el mundo. Este es un dato de una importancia tremenda y que no se valora en la medida que sería coherente. No es fácil ser un líder en producción de un material tan importante. Y nosotros lo somos. Vaya que si lo somos.

Según otra información, en este caso publicada en la página web AEIC, España no es solo el principal productor de pizarra de todo el mundo, sino que además es el principal exportador. Con esto, queremos decir que nuestro país recibe una buena cantidad de ingresos provenientes del extranjero a cambio de una pizarra que, además, es de la máxima calidad. Sin dudas, los recursos naturales con los que contamos son muy interesantes y nos proporcionan alegrías que debemos saber aprovechar. Y lo estamos haciendo. El sector se ha modernizado y ha conseguido potenciar tanto su manera de producir como su promoción.

¿Qué tiene que ver la tecnología con todo esto? Pues bien, está claro que la evolución de la maquinaria ha hecho posible que la producción en un sector como del que venimos hablando haya crecido de un modo interesante y que hayamos sacado los mejores réditos de ella. En un momento en el que nuestro país busca obtener una mayor presencia en el mercado internacional, la irrupción de la industria de la pizarra española en el mercado europeo ha sido un verdadero bálsamo en todos los sentidos. Y lo mejor de todo es que estamos hablando de un material que a la gente le resulta útil.

Existe un paralelismo muy claro entre la producción de pizarra en España y la demanda de este material en el mercado interior. A medida que se ha ido intensificando la inversión en tecnología punta para contribuir a mejorar la productividad en la industria pizarrera, el material ha ido gozando de una mayor repercusión y comentarios positivos entre los clientes finales, especialmente a causa de que ese aumento de la productividad ha llevado aparejado un descenso en el precio. Así nos lo han contado los profesionales de Ardoises D’Espagne, quienes conocen de primera mano el sector del que venimos hablando.

Un material caracterizado por su resistencia 

Además de que ha bajado su precio, el principal aspecto que rodea a la pizarra es que es un material que aporta la mayor de las resistencias en el hogar. Por eso muchos tejados ya vienen construidos con este material. Y por eso cada vez más superficies se elaboran con pizarra. Lo que está claro es que nada ni nadie puede parar en seco la gran popularidad que está adquiriendo este material en España. La seguridad y la comodidad son dos aspectos que valoran los propietarios de una vivienda y en la pizarra encuentran a una aliada ideal para conseguirlos.

Ni que decir tiene que hay otros países que han tenido una mayor tradición en lo que al uso de la pizarra se refiere. Uno de los claros ejemplos de ello es el Reino Unido, que ha agotado prácticamente todos sus recursos naturales relacionados con la pizarra y ahora es uno de nuestros grandes clientes dada la cercanía geográfica que existe con nuestro país. Pero lo que de verdad importa es que los españoles tenemos ahora un material de una gran importancia en lo que respecta a la edificación y que no podemos dejar pasar la oportunidad de aprovecharnos de ello tanto desde un punto de vista económico como desde otra visión más práctica (la comodidad en el hogar).

Es evidente que la calidad siempre se termina imponiendo y que todo el mundo termina conociendo cuál es el producto que otorga una mayor calidad a nuestra vida. En el caso de la pizarra, hemos ido observando cómo poco a poco se ha erigido en una de las grandes preferencias de la gente para su hogar. Y lo va a seguir siendo. Quienes ya han apostado por ella notan la diferencia. Y una experiencia positiva por parte del consumidor final es siempre el mejor medio de promoción.

 

Relacionados