La tecnología al servicio del opositor y la Administración

La vida de la persona que pretende acceder a un puesto de trabajo en la Administración Pública, pasa por leerse diariamente todos los boletines oficiales en los cuales se publican las ofertas de empleo público de las diferentes administraciones. En ellas hace ya bastantes años, ver publicada una oferta relacionada con la informática era bastante inusual por el escaso nivel tecnológico alcanzado, en general, en la administración. No ocurre, afortunadamente en la actualidad, en el que ya los ordenadores y las bases de datos están introducidos plenamente en todas las administraciones y en cada uno de sus departamentos o servicios. 

En este sentido, las empresas de ingeniería informática han cobrado un gran valor en los últimos años, así, si vosotros no os queréis quedar atrás, nosotros os recomendamos que recurráis a Delbin Ingeniería, una empresa de ingeniería que mediante la implantación de un sistema de domótica y control de accesos de última generación permite una gestión fácil, rápida y flexible de los accesos, al mismo tiempo que frece un amplio abanico de soluciones a todo tipo de empresas y particulares, todos ellos relacionados con las últimas novedades informáticas que nos ayudan a progresar.

Actualmente existen cuerpos especiales en la Administración que integran a funcionarios especializados en informática, los cuales acceden a estas plazas a través de la convocatoria de pruebas selectivas. Algunos de estos cuerpos son:

  • Cuerpo de Técnicos auxiliares de informática de la Administración del Estado. La clasificación de este cuerpo corresponde al Grupo C1, por lo que para acceder al mismo se necesita estar en posesión del título de bachiller superior, formación profesional de segundo grado, técnico o tener aprobadas las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25 años.  Entre las funciones desempeñadas por este personal están las de análisis y programación de aplicaciones, apoyo a usuarios, mantenimiento hardware, instalación de equipos y sistemas, operación de sistemas en grandes centros de datos, apoyo auxiliar en la gestión de sistemas, redes, datos, seguridad, etc. 
  • Cuerpo de Gestión de sistemas e informática de la Administración del Estado. Este cuerpo está clasificado en el grupo A2, antiguo grupo B, por lo que para acceder al mismo se necesita estar en posesión de una diplomatura universitaria, grado, licenciatura o equivalente. Entre las funciones desempeñadas por este personal están el diseño, desarrollo y operación de los sistemas informáticos, incluyendo análisis y especificación de requisitos, diseño técnico, dirección de proyectos, relaciones con usuarios, apoyo técnico, administración de sistemas, redes de comunicaciones, datos, seguridad, etc.
  • Cuerpo Superior de Sistemas y Tecnologías de la Administración del Estado. Este cuerpo creado en el año 1990, está clasificado en el grupo A1, por lo que la titulación requerida para acceder a esta oposición es la de licenciado, ingeniero, arquitecto o grado. En el caso de titulaciones obtenidas en el extranjero, de deberá estar en posesión de la credencial que acredite su homologación. Es un cuerpo adscrito al Ministerio de Hacienda y Función Pública. Sus funciones se desarrollan habitualmente en el entorno de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, entre las que destacan la asunción de responsabilidades en la dirección de las unidades administrativas relacionadas con las áreas tecnológicas, la dirección de proyectos informáticos y de telecomunicaciones, etc.       

En nuestro país el empleo público ha seguido a través del tiempo una evolución en base a favorecer y conseguir la profesionalización de los empleados públicos, pasando del reclutamiento en base a la confianza política o al sistema de méritos, al acceso por oposición.  La Ley 30/1984, de 2 de agosto, de Medidas urgentes de Reforma de la Función Pública, en su artículo 19 reitera el acceso a la función pública profesional de acuerdo a criterios de igualdad, mérito y capacidad, añadiendo a esos preceptos el de publicidad, mediante convocatoria pública, y extendiendo los mismos al personal laboral sin distinción, por lo que cabe hablar de sistema de mérito aplicable al empleo público en un sentido totalmente amplio. En este mismo sentido redunda la Ley de Bases de Régimen Local de 1985, al señalar que la selección de todo el personal, sea funcionario o laboral, debe realizarse de acuerdo con la Oferta de Empleo Público, mediante convocatoria pública y a través de un sistema como concurso, oposición o concurso – oposición, en el que se garanticen los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad, así como el de publicidad.

¿Qué es la oposición?

La oposición es el sistema general, ordinario y prioritario de acceso a la función pública, y se basa en la celebración de una o más pruebas para determinar la capacidad y aptitud de los aspirantes, fijando su orden de prelación, mientras que el concurso se considera un sistema selectivo excepcional determinado por la comprobación y calificación de los méritos de los aspirantes. 

Deja una respuesta