El turismo rural se apunta a la tecnología

La tecnología en el turismo rural
En mi última escapada rural con mis amigos pude comprobar que la tecnología está llegando a todos los sitios. Decir turismo rural no significa tener que convivir durante un fin de semana sin luz, sin agua, sin electricidad, apagando los móviles o estar en una casa sin servicio. Esa es una idea confundida que se tiene cuando alguien decide hacer una escapada rural.

Y es que ir a una casa rural no significa acabar de un plumazo con el 2.0. Yo por ejemplo estuve en una casa rural que alquilé gracias a la páginas web Encuentra Casas Rurales, la verdad es que es un lujo poder usar su buscador, porque tiene casillas para encontrar justo lo que deseas. Yo lo tenía claro, quería una casa alejada de la ciudad, para poder disfrutar de la naturaleza, pero sin renunciar a mis ‘vicios’ diarios. Es decir, consultar internet, visitar el correo y sobre todo poder compartir mis experiencias con mis amigos a través de mis queridas redes sociales.

Pues bien, gracias a que las casas rurales ya se están apuntando a las nuevas tecnologías, esta casa situada en un pueblo de Segovia tenía wifi gratuito, por lo que pude compartir la experiencia en mis redes sociales. Y la verdad es que no me fue nada mal porque tuve más de 50 Me Gustas en Facebool. Todo un récord para mí.

Además, el dueño del lugar me contó que cuando él empezó como gerente, allá por 1999, apenas nadie tenía ordenador. Hoy en cambio lo manejan todos con soltura. Aún hay reservas por teléfono, pero las de internet son muy importantes: las páginas web, el correo electrónico. Hay que seguir adecuándonos a lo nuevo que va saliendo, como las redes sociales. Herramienta que ayuda a tener tu marca como establecimiento, mantener contacto con las personas interesadas en tu producto a través de Facebook o twitter. Y así lo hicimos, porque ahora mantenemos contacto gracias a ello.

Y claro está, la convivencia es muy importante en un alojamiento rural. Por eso, la presencia de juegos de consolas es importante. En esta casa que estuvimos había televisión con una Wii adherida, por lo que la diversión estuvo asegurada. Jugamos al karaoke, partidas de tenis virtuales y concursos de preguntas y respuestas. Por cierto, las chicas nos ganaron en todo.

Las nuevas tecnologías también han llegado a las habitaciones. Tuvimos de nuevo wifi, además de teléfono conectado con la centralita, y lo que más nos llamó la atención televisiones de plasma. Y por supuesto, secadores y hasta maquinilla de afeitar.

Incluso la utilización de códigos QR, el recuadro para obtener información a través de móviles, y que por ejemplo nos mostraba detalles y curiosidades de la localidad donde estuvimos. Por supuesto no faltaron mis rutas, paseos, avistamientos de aves, pasear en bici, adquisición de productos locales….y es que hay tiempo para todo. Simplemente hay que saberse adaptarse a los tiempos y no dar la espalda a nada.

Y es que está claro que la incorporación de las nuevas tecnologías se convierte en un objetivo primordial para el presente y futuro del turismo rural. Y es que ser rural no quiere decir vivir en la Eda Media. Las estadísticas del pasado verano dicen que las casas que saben reinventarse son las que más éxito tienen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.