La tecnología llega a las ortodoncias

Seguro que recuerdas hace unos años, quizás alguna década, cuando usar ortodoncia era sinónimo de vergüenza. La crueldad de los niños y la falta de información eran las causantes de que el niño o la niña que tuviera aparato en los dientes fuera el centro de las mofas. “Patoaparato”, “dientes de hierro” “boca de alambres” “mascahierros” eran solo algunos de los ejemplos de insultos que se recibían. También es cierto que la forma de las ortodoncias no ayudan nada. Eran poco estéticos, filamentos de hierro dentro de la boca. Afortunadamente en los últimos años, la tecnología ha llegado al mundo de las clínicas dentales y ahora las ortodoncias poco tienen que ver con las de antes.

Hoy en día gracias a los avances tecnológicos existen diversas modalidades y técnicas muy diferentes y eficaces, que reducen la duración del tratamiento para el paciente, y se sirven de aparatos de vanguardia que en algunos casos pueden pasar desapercibidos. Corresponde al experto ortodoncista decidir el tratamiento de ortodoncia más adecuado para cada paciente, según las necesidades de cada caso concreto. El éxito de la ortodoncia radica en la correcta diagnosis y posterior planificación de todas las fases del tratamiento. En Caredent Albacete disponen de varias opciones y están dotados del mejor equipo humano y técnológico para conseguir resultados satisfactorios.

Ahora mismo cuentan con los medios diagnósticos precisos: Radiologías panorámicas digitales, Radiografías periapicales, Análisis oclusal, dentistas y auxiliares muy cualificados y experimentados  para recibir un diagnóstico exacto de la situación.

Existen distintos tipos de tratamientos en ortodoncia, la diferencia entre estas técnicas básicamente tiene que ver con la zona de colocación de los aparatos en la dentadura.

  • Ortodoncia convencional (brackets metálicos)
  • Ortodoncia invisible o estética (brackets de zafiro o porcelana)
  • Ortodoncia lingual

Los tratamientos ortodóncicos pueden llevarse a cabo en personas de todas las edades, tanto en niños como en adultos. Es cierto que a edades tempranas los mismos suelen desarrollarse más rápido ya que las piezas poseen mayor capacidad de movimiento. En las personas mayores la duración del tratamiento puede prolongarse algo más. La duración del tratamiento se podrá determinar atendiendo a diversos factores como  la complejidad la edad del paciente.

Aunque como te digo, la tecnología cabalga mucho y ahora existe también la ortodoncia invisible. El tratamiento de ortodoncia Invisalign consiste en una serie de aligners prácticamente invisibles y extraíbles que se cambian cada dos semanas por un nuevo juego de aligners. Cada uno de los aligners se fabrica específicamente para tus dientes, y solo para tus dientes. Conforme vayas cambiando de aligner, tus dientes se irán moviendo, poco a poco, semanas tras semana, hasta que estén alineados y en la posición final prescrita por el dentista odontólogo.

En 3D

Los expertos realizarán un plan de tratamiento virtual 3D que te mostrará los movimientos que seguirán tus dientes durante el tratamiento. Esto te permite saber desde el principio el aspecto que tendrán tus dientes al terminar el proceso. A partir de los resultados del programa ClinCheck, se fabricarán los aligners transparentes y hechos a medida, específicamente para ti.

Está claro que las ortodoncias no tienen nada que ver con lo que había antes. Pero hay que seguir  una serie de consejos que desde el Colegio de Odontólogos nos comentan para poder mantenerla sin problemas.

  • Por ejemplo, ya que las piezas dentarias pueden moverse aunque sus movimientos sean imperceptibles, es conveniente colocar una placa durante un cierto periodo de tiempo cada día, siendo lo aconsejable hacerlo mientras se duerme, porque de esa manera no se interfiere con el trabajo, comidas, etc.
  • También  en ocasiones, se debe acudir a fijar en la parte lingual o palatina de determinadas piezas dentarias (principalmente en incisivos) un alambre de contención para evitar que por movimientos de las mismas se pierda la correcta posición que se ha conseguido con el tratamiento.

Todo ello con la finalidad de conseguir una buena salud dental, una correcta función masticatoria y una mejora en la estética dental. Afortunadamente los tiempos han cambiado e  incluso hay mucha gente que se coloca los brackets solo por estética o sin necesitarlos. Creo que esto no es bueno, porque la importancia de una ortodoncia es mucho más que una moda. ¿No crees?